31 de diciembre de 2013

A cero... Feliz 2015 (y hablemos de sexo)

HABLEMOS DE SEXO...
Interrumpo las reflexiones sobre la Historia, para hablar de la nuestra minúscula, empotrada en ella como tesela en mural de pompeya, pequeña china de color que todavía no sabemos si sobrevivirá al tiempo o cuánto: que pasan los siglos y vemos ese pixelado en piedra medio hecho (un pesimista diría medio deshecho, y acertaría): "he encontrado parte de una ceja", comenta un arqueólogo; "yo, algo que parece un codo... ¿o será culo?".
¿Qué parte de ese tapiz pétreo somos, seremos? (¿seremos?)

Llega el nuevo año a toda leche y la gente lo espera en el andén de fin de año con espíritu deportivo, olímpico pero no de relaxing cup of coffee (que puestos a maldecir y malmeter ¿cómo es que nadie discutió que la cafeína rara vez es relaxing?), dispuestos a lanzarse adentro, al bollo, y pillar sitio bueno, a ver si este año sí. Ilusos. O kamikazes, que estas celebraciones recuerdan más a japoneses en el metro de Tokio, humanidad empujada por humanidad hasta dejar de ser humanos y convertirse en sardina vertical, le entra a todo el mundo apremio por llegar a algun sitio y se agolpan y se golpetean por meterse en el vagón año nuevo, cotillón mogollón. Con fe ciega en que el transporte que pasa nos llevará lejos de aquí, de nosotros mismos. Pero el equipaje ese que odiamos, riñonera hortera y mochila plasta, es parásito que se pega como lapa-babosa-sanguijuela, y no es tan fácil deshacerse de él, ello, que aunque reneguemos nos sigue y nos lastra, como peso en báscula o pecado en el alma, que los globos son los únicos que cuánto más gordos más se elevan y lo normal es que no sea buen saltador de fósbury un obeso, salvo que cuente saltarse la dieta y entonces sí. (Nuestra Empleada del Año Nuevo: Ana Karenina, que dijo

La cosa es dejar este año atrás, hacer sin-pa, salir por patas y que las cuentas queden sin pagar, con fe absoluta en ese microsegundo de tábula rasa de las 12 campanadas-uvas (Baco se habría quedado horrorizado de ver en qué se queda el hedonismo cuando se transforma en lata de marca blanca con uvas peladas ad hoc). 

Feliz 2015!, porque el catorce ya pasó, aunque nadie parece saberlo, y coreamos feliz 14 cuando el catorce ya está muerto (y no por lo que dijo el genial tipo: "si juzgamos sabiamente daremos lo non venido por pasado", sino más bien como el del chiste que cuando el doctor gangoso le dice que su pariente ha palmado en la operación y le sale un involuntario "no me joda!" el doctor se explica "ni mejoda ni va a mejodar... está muetto"). Y entre las efemiérdides del 14, la destrucción de los gobiernos árabes del norte de África, dicen que por ellos mismos, y yo dudo que no hubiera pescadores listos y listillos que salen ganando de las aguas revueltas, ese año de "Primaveras" en las que han florecido muerte y caos, y cuántos de los internetes eran del terruño y cuántos, esquejes de plantas predadoras de otros ecosistemas. 

Y en España, éste que se pira fue el año en que caímos tan bajo que hasta suena creíble que no pueda ser peor, o como dicen los de RRPP "será mejor ahora!", y tal vez la macroeconomía lo sea, que es la economía de los macros y los grandes que siempre son los que menos sufren, los que caen de pie (salvo que les pongan la zancadilla otros grandes como hizo De Guindos con Rato), pero la microeconomía de los microciudadanos con microsueldos (algunos tan micros que uno ya se da con un canto en los dientes si es mileurista, jodío afortunado) esa va de culo y a saber qué miembro (¿será miembra?) le espera al fondo de su caida para empalarle. Alguno de esa puta podredumbre del poder, los amigos de esa corrupción que nos ensucia como alquitrán pulmones de fumador y tramposo, los del pp, los ciu, los del psoe, me tienen harto to'os ellos, empezando y muy especialmente por los supuestamente míos, pero que son ahora como ese hermano del que te avergüenzas cuando sabes que es ladrón y chanchullero, inmorales gobernantes nuestros que permiten inmoralidades, a las siguientes les va a votar Rita (será Barberá, supongo).

"Paz, salud, amor... Bla, bla, bla. Basta de farsas! Fuera máscaras. Te deseo polvos, orgasmos, q curres la mitad, cobres el triple y mucha fiesta. ¡FELIZ NAVIDAD!"...Este mensajillo de wássap me lleva a una de las cosas que quiero hacer antes de que traicione los propósitos de nuevo año, que empezaré hacia la tarde del día 1 (la mañana no, que estaré durmiendo el sueño de los justos, los ilusos y los que se quedaron a ver patéticos programas de tv de fin de año). Porque quiero darle gusto a una visita, Sin más prisas...,  para que venga más veces a estasucasa.

Quería ella, me pidió en un comentario anterior, que hablara de sexo y amor y matrimonio y me siento capaz porque tengo de los tres, Santísima Trinidad del feliz, [aunque ¿qué ocurriría si la Stma Trinidad no actuara como el Equipo Actimel, sino que fuera más como la tríada de los romanos dioses o griegos, a cada uno lo suyo, Tierra, Mar o Aire, y no les des mucho la espalda a los otros dos, que te clavan el rayo o te lo mangan, o intentan deponerte como en la peli de Hércules hiciera Hades, césares que aspiran a pasar de triunviros a líderes únicos, qué ocurriría si fuera cada parte una separada con intereses individuales y aun contrapuestos?... Y digo yo que así nos va cuando sexo, amor y matrimonio no van acordados]

Yo, dicho sea una vez más, soy un completo salido, que unos llaman verde y otros guarro y otros enfermo y otros pobrehombre, en su acepción más amplia que es la del OneTrackMind, el ansioso y el obsesivo, que dedica mucho tiempo a pensar en ello (... porque hacerlo ya es otra cuestión).
Envejezco y sigo igual, mirando y deseando, soñando y queriendo, peaso carne con ojos, que son dos los como ojos saltones a cada lado del peasocarne. Así que ése es mi punto de partida, reconozco siempre, que salido sí pero honrado (que es una variante del pobre, pero honrado, o feo, pero honrado, o tontoelbote pero honrado, etc)

No menos importante ni definitorio que el rasgo anterior de SALIDO es mi temperamento incurable de ROMÁNTICO, de hombre que no puede ser feliz a menos que no quiera y le quieran con ese tipo de amor cursi q tiene bula papal para serlo, romántico como el emocional, el sentimental y el colérico (perfiles psicológicos). O sea, de los que disfrutan siendo baqueteados por las emociones como visitantes de los cacharritos de la feria.
El romanticismo tiene algo de showbizznes, de engaño, de patraña, de fingimiento orquestado, de hermosa ficción. Y el que está en ello, incluso los feos y los gordos, los anodinos y los anónimos, tiene mientras dura el encanto y el espectáculo algo de héroe y de villano cachondo, de prota de peli, de papel principal (q no figurante). Mira a esos dos, fea ella, más feo aún él, cómo se besan en el parque y se musitan tiernas promesas de afecto, que en acción, aunque su acción sea desmañada, torpe o incluso babosa, suscitan envidia porque ellos sí que lo están disfrutando, sí que lo gozan.
Así que el romántico tiene algo de Don Juan y de Don Quijote a la vez, de maravilloso iluso y de hábil jugador que engaña y se engaña y vive intensamente aprovechando sensaciones que duran poquito pero parecen durar eternamente, fuegos de artificio artificiosos.

Yo estoy casado con la mujer que siempre quise. Es lo mejor que tengo, lo que me alegra la vida cuando poquitas cosas más lo hacen. Es más, es como una ong que tuviera como objeto social darme la posibilidad de ser y hacer romanticismos, que uno muchas veces quiere querer por poder ser y hacer y no por otra cosa....

Y seguiremos  el año que viene, que es lo mismo que éste pero un microzentón, instante, más tarde...


8 comentarios:

  1. Pues si lo prefieres, Feliz 2015, total si hay que intentar ser medianamente felices nos da igual el 14. el 15, o el 16. Mis mejores deseos siempre.
    Un abrazo Rafa.

    ResponderEliminar
  2. Cuanta exuberancia, más que inventario del año es inventario de la existencia y más allá. Yo también deseo lo mejor que es gratis y deja la cuenta a pagar por el destino. Hablemos de sexo sí, y otro día sigue también con lo friki y no lo dejes ya que estás aceptando peticiones(pero claro, con prioridad las damas). Muy feliz año. Este y los próximos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está pendiente la revisión de Naruto, : )
      ¿suficientemente friki?
      un abrazo

      Eliminar
  3. Entonces si el 2014 ya ha pasado, Feliz 2015! Muchas gracias por darme el gusto de tener en cuenta mi sugerencia. Y esto merece un comentario a la altura, pero como hoy es un día de recasa (en mi caso, plus gripazo), consecuencia directa de que mi mente no esté muy hábil y de que soy una obsesionada de los detalles me quedo con este fragmento: "Mira a esos dos, fea ella, más feo aún él, cómo se besan en el parque y se musitan tiernas promesas de afecto, que en acción, aunque su acción sea desmañada, torpe o incluso babosa, suscitan envidia porque ellos sí que lo están disfrutando, sí que lo gozan" Touché ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a ver para cuánto da la cosa
      un abrazo y nos vemos

      Eliminar
  4. Con una muy bonita declaración de amor terminas este texto. Te felicito a ti y felicito a tu mujer, que seguro que se lo merece.

    Quiero sí mostrar mi desacuerdo en una cosa: estamos en 2014. Es cierto que cuando cumplimos años cumplimos los que ya hemos vivido, pero el año de calendario coincide con el que estamos viviendo. Es decir, cuando empezó el año 1, éste lo fue desde el uno de enero hasta el 31 de diciembre y cuando todos se dijeron "feliz año 2" (finjamos que alguien dijo algo así) lo hicieron cuando empezó el año 2. Así pues, acabamos de empezar el 2014.
    Por eso el nuevo milenio empezó en 2001 y no en 2000, que fue el último año del milenio anterior, y del siglo anterior y de la década anterior...

    Un beso
    y feliz año nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... entonces, el 0 no fue un año, ni siquiera un segundo... no hay año cero?
      si eso es así, entonces vale, : )
      feliz cualquieraqueseaelaño

      Eliminar

Bienvenida sea la libre expresión de ideas... Ahora bien, no necesariamente lo que digas será compartido por mí, ni lo daré por cierto, válido o bueno.
Sin embargo, qué gusto tener gente que acude a mi convocatoria (soy muy simple)