6 de junio de 2013

Parecidos razonables o morfing

Yo tengo una eterna discusión en casa con las caras de los actores. Y menos mal que tengo buena memoria para los nombres (lo intento), porque he recibido más de un revolcón por parte de mi mujer, al demostrar que Tal no es Cual (y aquí siempre añade "si es que no se parecen en nada....¡fisonomista!", patada al orgullo). Cotilleando cosas sobre los sistemas informáticos de reconocimiento facial, esos que usan Facebook y la CIA (o Facebook para la CIA), he visto que inconscientemente con el software que nos viene de fábrica (chapucero, como ordenata con un MovieMaker que nunca será FinalCut o Premiere) medimos la distancia entre las pupilas o entre las comisuras de los labios, la posición de la nariz, los patrones cromáticos o geométricos de una imagen...
Bueno, os dejo tres actores para que podáis sumaros a mi mujer en las críticas.
El primero es Frank Whaley, sobre todo secundario eterno, que dicen que tiene talento, pero yo no se lo acabo de ver (ayer mismo ví un bodrio de sci-fi: Retroactive, que se merece una entrada por sí mismo).

Mismo peluquero pero mejor preparador físico parece gastar el ex-delincuente juvenil, ex-raperoprefabricado, ex-modelo de Calvin Klein, Mark Whalberg. Hay que reconocerle al chaval que se las ha apañado para hacer carrera y figurar, aunque como actor no me ponga lo más mínimo y lo asocio con películas quiero y no llego ni de cráneo (ni Ted, ni los Monos, ni desde luego Max Payne-in-the-ass).

El tercero, el escocés, a cambio es el estado intermedio entre los dos y su superior en las artes interpretativas a mi juicio: Ewan McGregor, que tiene esa habilidad que admiro de caer bien hasta cuando hace papeles de cretino. Ése es un actor y he disfrutado con muchas de sus películas, desde Trainspotting a Mouling Rouge, un Obi Wan con sentido del humor y un encantador comercial en Big Fish o el héroe de La Isla o el débil hermano en el cuento moral de Cassandra's Dream). Sonrisa de Frank Whaley sin haber pasado por enfermedad consuntiva. Por cierto que hace poco volví a ver The Ghost Writer y me pregunto hasta qué punto las fábulas de política ficción muestran u ocultan realidades terroríficas... como que un presidente venda su política internacional y acabe con un retiro pagado por la nación a la que se lo vendió. (Nah! es sólo un cuento, una fantasía....! .... ¿o no?)

18 comentarios:

  1. La política y la ciencia ficción tiene múltiples parecidos, sino fíjate cuanto "Walking Dead" anda todavía por los escaños, incluso con idéntica capacidad de razonamiento. Manda...

    Y hablando de parecidos, me ha venido a la cabeza esta fusión:
    http://superehore.blogspot.com.es/2011/05/bobby-brown.html


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... lo acabo de ver: jodó, mañó! He oido mil veces mencionar a Frank Zappa (hay un pub en Jerez que se llama tío Zappa que montó el de los Delincuentes), pero reconozco mi ignorancia... nunca había oido nada de él... me ha recordado un poco a Lou Reed, versión yanki, y me ha deja'o joplátido... (musicalmente de todas formas no me pone).
      Y la política me produce tanto miedo como una peli de Romero o el comic éste.

      Eliminar
  2. Que no había visto que había una entrada nueva¡¡¡ De ahí mi comentario en tu entrada anterior... Es que me pierdo a veces un poco...
    Pues al primero ni le conozco. Al segundo y al tercero sí, pero no me entusiasman. Es como si hubieran salido del mismo molde y me resultan un poco flojitos... No sé, yo soy más de más maduros y más "sentaos". Hombres ya. No chavalillos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno, si me pides mi opinión sobre belleza masculina te diré que a mí siempre me han ido los tipos que son tíos tíos: john wayne, sean connery, harrison ford (antes de entrar en la tercera edad)... a esos en algún momento no me hubiera importado parecerme...
      yo suelo preferir estar tumbado a sentado, pero todo es cuestión de negocación, jajaja...
      No, en serio, Ewan McGregor me parece de los tres el único que es verdaderamente actor (y me cae bien, estúpidamente: esto es, porque sí)

      Eliminar
  3. Al tercero lo veo menos parecido a los otros pero tal vez porque es el verdadero actor del equipo. Los otros son sosos sosos y sí se parecen bastante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. saludos varios, abrazos muchos
      gracias por la visita y el comentario

      Eliminar
  4. A mí Mark Whalberg (que tampoco me mola mucho, no sé si le gustará a alguien) siempre me ha recordado a Matt Damon, es como una versión macarra de Matt Damon. Ahora ya no se parecen tanto desde que Damon se ha puesto fondoncillo, pero hace unos años sí.

    Ewan McGregor es el caso opuesto a Whalberg, o sea, le cae bien a todo el mundo. eso sí, nunca les había visto parecido físico (y sigo sin vérselo). Puestos a buscarle un clon creo que Jason Bateman se le parece más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de acuerdo con lo de Bateman... incluso incluye a Jimmy Fallon...
      no con lo de Matt Damon, q también es un buen actor como McGregor, aunq tampoco me mata...
      En realidad lo de los parecidos muchas veces nace de un error previo, les confundo y luego lo vendo como "uy, fíjate lo que se parecen!"...
      gracias por la visita

      Eliminar
  5. Soy tan mala con los nombres como encontrando parecidos y es que cuando alguien me cae bien ya lo veo diferente y cuando me cae mal, pues eso que ni lo veo.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo no los veo cuando me son indiferentes y los veo claramente cuando les tengo manía o simpatía especial...
      un besote o dos

      Eliminar
  6. En esto de los parecidos han existido algunos con muy mala uva como el del ex-presidente Puyol con el mutante de "Desafío total" o el gollum y el ex-ministro Piqué.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. curioso que no hayas mencionado a Yoda...
      un saludo

      Eliminar
  7. No me pronunciaré sobre si eres o no buen fisonomista, lo que sí me queda claro es que eres un cinéfilo de miedo!!!!
    Yo a duras penas he visto a los dos últimos y no tengo idea si fue en alguna peli o en la sección de farándula de un telediario, se parecen, pero si fuera aficionada al cine, creo que sabría quién es quién.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. realmente no soy un entendido en cine... (aunque alguna vez he intentado acercarme)... porque no me gusta todo el cine, sino sólo determinado cine y ése raramente defendible como obra de arte (son más productos de consumo) y sólo consumo comedia, prácticamente nunca drama, en un 90% hollywood y sólo de rebote y/o arrastrado de otros sitios... pero necesito el cine casi tanto como la música para vivir...

      Eliminar
  8. Yo para los nombres un desastre total, pero lo de los parecidos bueno, digamos que me defiendo algo, solo algo y estos tres actores si que se parecen y como bien has dicho, el tercero es como un suma y pego de los dos primeros pero con más arte y glamur. Veo que de cine estás puesto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. estoy puesto en google, porque tengo que estar mirando continuamente los nombres exactos de la gente y de las cosas que he conocido pero que no me vienen a la boca cuando los intento encontrar.... y en vivo y en directo sería más parecido a "el tío éste que sale en esta peli ... sí, con la chica esa de la cara larga... que salía en la que te gustó, aquella de los dos amigos que... y uno de los dos amigos era ... Ewan McGregor..." y ahí voy al imdb y deshilvano el ovillo como pulgarcito queriendo llegar de vuelta a casa.
      besos dos o tres

      Eliminar
  9. Soy malísima para recordar nombres, suelo retener los rostros en mi memoria e incluso puedo empezar a recordar en qué películas salía tal y cual, pero el nombre lo olvido, a no ser que sea uno de mis favoritos. Y yo, al igual que tu mujer, tampoco confundiría a estos 3 actores, sobre todo a Ewan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Noelia, mil gracias por tu visita... ojalá vengas más por aquí.

      Eliminar

Bienvenida sea la libre expresión de ideas... Ahora bien, no necesariamente lo que digas será compartido por mí, ni lo daré por cierto, válido o bueno.
Sin embargo, qué gusto tener gente que acude a mi convocatoria (soy muy simple)